Desde hace demasiado tiempo vivimos con miedo. Miedo económico, miedo a la enfermedad (al cáncer, al Alzheimer… a la degeneración), miedo al clima… el miedo nos ha ido debilitando poco a poco.

Hemos dejado de creer que nosotros también tenemos capacidad y responsabilidad para vivir nuestra vida (nuestra salud, espiritualidad, intelecto…).

Hemos estado en modo pasivo demasiado tiempo con la creencia de que la vida tiene una inercia y nosotros no formamos parte de ella, que el mundo gira sin nosotros.

Hemos construido una separación enorme entre el afuera y nosotros y eso nos ha estado haciendo vivir en miedo, en alerta... y la alerta sostenida durante demasiado tiempo debilita… y así nos hemos acostumbrado a no existir en nuestra propia vida.

Este virus está siendo una gran oportunidad… nos está devolviendo lo perdido: la introspección, la conexión con nosotros mismos, el aburrimiento, el desesperarnos y el encontrar recursos, para darnos cuenta de que somos capaces y mucho más fuertes de lo que creíamos… es el momento perfecto para darnos cuenta de que hay “alguien" dentro de nosotros.

Tu “alguien” es necesario para construir tu vida y también el mundo.

Como decía Osho, sin ti las estrellas, la luna, el sol, los árboles, te echarán de menos.

Eres importante para la vida… no vuelvas a olvidarte de ti...
Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.
Cómo configurar Aceptar