Algo muy importante a la hora de recuperarte de un problema crónico de salud es sincerarte contigo mismo y plantearte si realmente estás responsabilizándote de tu salud o estás esperando que desde fuera llegue la respuesta y solución.
.
Cuando hablo de responsabilizarte no me estoy refiriendo a dar los pasos necesarios, a ir a un terapeuta, a prepararse comidas sanas, a tomarse los suplementos nutricionales, hacer ejercicio etc...me estoy refiriendo a realmente entender que sólo tú puedes curarte desde dentro, que nadie ni nada lo puede hacer por ti nunca. Las ayudas son sólo ayudas, el permiso para curarte lo das tú.
.
Esta conciencia, esta auto responsabilidad, este permiso que te das a ti mism@ para mejorarte, da fuerza, hace que cojas la riendas de tu interior y que dejes de estar a la espera (esa espera, en el fondo infantil, de "vendrá alguien a rescatarme porque yo no soy capaz de hacerlo... no soy suficiente").
.
Esta fuerza ayuda a moverse hacia adelante con pasos firmes y sanadores. Es la mejor herramienta que he visto para que alguien se reencuentre con su salud.