Para superar una enfermedad es muy importante que tu mente ayude al cuerpo.

Somos un todo. Es un gran error dejar la mente en actitud pasiva a la espera de que el cuerpo haga todo el trabajo. Cuántas veces he visto en consulta personas que posponen su vida a la espera de sentirse bien físicamente.

La mente debe animar al cuerpo, debe guiarlo por caminos de placer y bienestar para que éste pueda relajarse y hacer su trabajo de curación.

Pon en marcha tu vida mental, proyectos, sueños, ilusiones, no dejes de hacer lo que te gusta, no canceles, no posponga... verás una respuesta muy positiva en tu cuerpo y una gran mejora en tu salud.