Cuanto mayores nos hacemos, más deberíamos movernos.

Antes, para muchos problemas de salud, fuera artrosis o una lumbalgia, se recomendaba el descanso. Hoy en día los terapeutas trabajamos con la idea de que el organismo está hecho para moverse.

El estilo de vida que llevamos en la ciudad baja nuestro nivel de oxígeno reduciendo nuestra energía: horas sentados comprimiendo el diafragma y respirando insuficientemente, trabajando en habitaciones mal ventiladas, falta de aire puro, una alimentación baja en vegetales frescos... Cuando te sientas cansad@ o mal, muévete, sal a dar un paseo o pon música y baila un poco... mueve tu energía y ayuda a oxigenar tus células... después observa... si te sientes mejor es que necesitabas poner atención a tus niveles de oxígeno y a tu energía estancada. Haz la prueba.
Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.
Cómo configurar Aceptar