Soltar la mente y darle libertad para que vagabundee por terrenos placenteros es tan importante para la salud como comer verduras o hacer ejercicio.

El cuerpo no distingue si el estímulo mental que está recibiendo viene de la realidad o de la imaginación. Por eso es importante ser selectivo a la hora de pensar, porque todo pensamiento tiene influencia sobre nuestro cuerpo.

Si aprendemos a relajar la mente y a dejarla vagabundear agradablemente, podemos influir positivamente en nuestra bioquímica.

En eso consiste «papar moscas» y por eso sienta tan bien. Prueba y verás.
Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.
Cómo configurar Aceptar