La dieta antifúngica es una dieta antiinflamatoria que puede ayudar no sólo a tratar la candidiasis sino también a otras enfermedades inflamatorias como colitis, migraña, dermatitis, endometriosis, lumbalgia, síndrome premenstrual, artritis y un largo etcétera.

Esta dieta puede desinflamar, limpiar y regenerar tu organismo, independientemente de qué problema de salud tengas.

Esta dieta rompe los esquemas de la pirámide de la alimentación de la Organización Mundial de la Salud, donde los granos y cereales se recomiendan como los alimentos base de nuestra alimentación diaria.

En la dieta antifúngica, por el contrario, se eliminan los granos y cereales, y a cambio se aumentan los vegetales sin límite como base de todas la comidas, acompañándolos de proteínas de buena calidad (pescado, huevos, carne, marisco, frutos secos, semillas…).

Es una dieta más parecida a la que comían nuestros ancestros, mucho más natural y sana.

Después de 26 años tratando a personas con esta dieta, no tengo ninguna duda de que la salud florece con ella.

Tienes la dieta completa en mis libros de candidiasis.
Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.
Cómo configurar Aceptar