A veces, durante el tratamiento antifúngico, y después de llevar unos meses tomando antifúngicos, aún quedan molestias vaginales y las pacientes me preguntan ¿significa que todavía tengo hongos?.

No necesariamente. Los tejidos pueden quedar dañados y muy sensibles después de una candidiasis recurrente y no es raro, durante un tiempo, incluso después de terminar toda la tanda de antifúngicos, seguir sintiendo algunos síntomas, como irritación o picor, aunque de forma menos intensa.

El tratamiento debe enfocar también la regeneración y reparación de los tejidos.

Es importante entender el procedimiento y tener paciencia para no preocuparse.
Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.
Cómo configurar Aceptar