Utiliza la mirada de águila para observarte.

Muchas personas miran con lupa su salud. Esto les hace ver sus síntomas con una gran magnitud. Al igual que cuando te acercas a un espejo magnificador ves tu piel distorsionada, si te acercas demasiado a mirar tus síntomas tendrás la misma perspectiva.

Aléjate, utiliza la mirada de águila, una mirada con distancia donde puedas ver también TODO lo que funciona maravillosamente en tu cuerpo.

Como cuando te alejas del espejo y ves, además de tu piel, también tus ojos, tu pelo, tus labios y todo en conjunto te da una imagen de ti más realista y seguramente más bonita, de la misma manera si te alejas de tus síntomas y miras tu cuerpo en tu conjunto te sorprenderá ver que hay más abundancia de salud en ti que de enfermedad.
Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.
Cómo configurar Aceptar