Es tremendamente importante para tu salud que tus secreciones digestivas funcionen bien.

El ácido clorhídrico (producido en el estómago) y las enzimas digestivas (producidas en el páncreas e intestino delgado) se encargan de digerir lo que comes (también la bilis producida por el hígado, pero este tema requiere otro post). Una incorrecta digestión puede causar putrefacción y fermentación intestinal.

Este fallo en la digestión genera sustancias irritantes para la mucosa intestinal, favoreciendo el desequilibrio de la microbiota y el crecimiento de hongos, bacterias y virus.

La deficiencia de vitamina B6 y zinc impide la correcta formación de ácido clorhídrico  y de enzimas digestivas. Es importante corregir estas deficiencias antes y durante cualquier tratamiento destinado a la salud intestinal, sea una candidiasis, un SIBO...

El uso de la píldora anticonceptiva, el consumo de té y café, el estrés y los alimentos refinados favorecen la deficiencia de estos dos nutrientes.

Recuerda que si tomas nutrientes específicos de forma individual, necesitas aportar un suplemento multinutriente como base para no producir desequilibrios en otras vitaminas y minerales.
Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.
Cómo configurar Aceptar