Algunas personas que vienen a consulta, en la primera visita, me piden que les haga menús.

No los hago, no me gustan, no estoy a favor de ellos.

Comer con menús atonta el instinto y la auto escucha.

Comer tiene que ser un acto instintivo más que mental.

Cuando sigues las pautas de un menú dejas de preguntarte ¿qué me apetece? y pasas al automatismo de comer lo que toca. Esto va en contra de tu salud y de tu recuperación.

Lo que mejor funciona es saber qué alimentos debes retirar de tu alimentación y qué alimentos deben formar parte de ella, llenar la nevera y despensa de ellos y preguntarte diariamente qué te apetece comer.
Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.
Cómo configurar Aceptar